VERTEBRAE
     
     
     
     
     
     
     
     
     
  El Instituto Nacional de Ortopedia (INO) de la Secretaria de Salud, cuando por azares del destino nos encontramos, los doctores Alejandro Reyes Sánchez, Luís Miguel Rosales y Víctor Miramontes, fusionando las tendencias de diversas escuelas nacionales y extranjeras de vanguardia mundial, creando así una nueva escuela de cirugía de columna y ortopedia en México.  
                 
  Dr. Alejandro     Dr. Luís Miguel     Dr. Víctor  
  Reyes     Rosales     Miramontes  

El Dr. Alejandro Reyes, había dejado poco antes la jefatura del Servicio de Urgencias del Hospital Magdalena de las Salinas para ir a Francia a hacer un postgrado con los mejores profesores de ese tiempo, con el Dr. Roy-Camille, en París, con el Profesor J. Senegas, en Burdeos y con el Dr. A. Grosse, en Estrasburgo de quienes aprendió técnicas que en ese tiempo ni siquiera se hacían en México, como la colocación de tornillos transpediculares, que se había iniciado 25 años atrás en Europa, llevaba 15 años empleándose en Argentina y diez en los Estados Unidos.
 
El Dr. Luís Miguel Rosales, por su lado, era el único médico para aquel entonces que contaba con un diploma de cirujano de columna vertebral, formado en la escuela del Hospital General de México, por el Dr. Braulio Hernández, su maestro, quien continua ejerciendo y desarrollando técnicas innovadoras, fue él quien lo entrenó en la realización de abordajes por vía anterior, técnica que pocos médicos se atrevían a emplear.
 

El Dr. Víctor Miramontes Martínez, no se quedaba atrás, discípulo del
doctor Eduardo Luque Rebollar, uno
de los ortopedistas mexicanos más reconocidos a nivel mundial, por sus grandes aportaciones a la cirugía ortopédica y en especial a la cirugía
de columna, quien en la década de
los setentas desarrolló el concepto
de que la columna es una estructura segmentaria y por lo tanto debe ser manejada en esa forma, que sirvió
de base para el desarrollo de todos
los diferentes métodos actuales, se formó en esta corriente.

     
     
     
 


mientras los demás grupos de cirujanos apenas empezaban a aceptar que había que romper con muchos de los esquemas que regían la práctica quirúrgica de la columna en aquellos años, para abrirse al uso de las nuevas técnicas, ellos acordaron trabajar juntos hacía una misma meta: Ser, en 10 años, el mejor Servicio de Columna Vertebral de toda Latinoamérica. Después que ellos diseñaron el sistema INO, cirujanos de otros hospitales como el Juárez y el General de México, también desarrollaron sistemas parecidos.

 
     
 

En el año 2000 el INO se fusionó, con el Instituto de Comunicación Humana y el Instituto Nacional de Rehabilitación, en el Centro Nacional de Rehabilitación, de la Secretaría de Salud, donde nuestro grupo, basado en la práctica diaria, rica por la complejidad cada día mayor de los casos referidos de todas las regiones de nuestro país y del extranjero, ha continuado diseñando líneas de investigación y protocolos de estudio innovadores, cuyos resultados se han visto reflejados no sólo en su crecimiento científico, académico y asistencial sino también en la madurez médica y quirúrgica de cada uno de los integrantes. Hace cuatro años, la atención se centró de nuevo en nuestro grupo, cuando el Dr. Reyes, se convirtió en el primer cirujano en implantar la prótesis de disco nuclear (PDN), cuyo diseño fue hecho por una compañía de acuerdo con la experiencia y conocimiento del grupo y tan solo dos años después, el mismo Dr. Reyes colocó la primera prótesis total de disco en México, fabricada
por la empresa alemana BBraun, implante que lleva 12 años usándose en el mundo.

 
     
     
     
     
  Continuamos desarrollando nuevas líneas de investigación y asistencia, acordes al constante avance científico mundial, manteniéndonos a la vanguardia de la cirugía de columna vertebral y ortopedia en México y el mundo. Todo ello nos permite resolver, incluso mediante implantes de diseño propio, desafíos médicos en columna y ortopedia antes no resueltos.